Las conclusiones principales del nuevo análisis del EMCDDA sobre el problema de la drogodependencia en Europa apuntan a una situación en la que se mantienen las pautas y tendencias a largo plazo pero aparecen novedades en las pautas de consumo y en las respuestas.

En el análisis de este año, es evidente la importancia de los factores mundiales en la oferta de drogas y los debates sobre las políticas, mientras que en cuanto a las nuevas tendencias las pautas de consumo y las respuestas a los problemas ocupan el primer plano. En el mercado de las drogas, cada vez resulta más difícil definir la frontera entre las «viejas» y las nuevas drogas, puesto que estas últimas imitan cada vez más distintos tipos de sustancias establecidas, con lo que las respuestas a ellas pueden reproducir respuestas ya acreditadas por pruebas contrastadas.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.