CARTA ABIERTA AL SEÑOR:

Cesar Gaviria Trujillo
Ex presidente de la República de Colombia
Miembro de la Comisión Global de Política de drogas

CC. Comisión Global de Políticas de Drogas

Las organizaciones abajo firmantes manifestamos nuestra profunda preocupación sobre su adhesión a una candidatura presidencial que promueve propuestas en materia de política de drogas que se encuentran en abierta contravía de las recomendaciones que ha hecho la Comisión Global de Políticas de Drogas, de la cual usted es miembro. Estas recomendaciones son cruciales para el proceso de transición en el que se encuentra Colombia y para lograr un viraje de una política que requiere un cambio estructural; razón de la creación de la Comisión en 2011.

Hasta ahora la Comisión Global ha publicado 7 informes, que han promovido:

  • Romper el tabú: Buscar un debate abierto y promover políticas que reduzcan efectivamente el consumo, y que prevengan y reduzcan los daños relacionados con el uso de drogas y con las políticas de fiscalización de drogas. Incrementar la inversión en investigación y análisis del impacto de diferentes políticas y programas.
  • Reemplazar la criminalización y el castigo de las personas que usan drogas por la oferta de servicios de salud y tratamiento para aquellos que los necesitan, incluyendo programas basados en reducción de daños.
  • No castigar penalmente a los campesinos y jornaleros que forman parte del mercado de las drogas, participando en el cultivo, procesamiento, transporte o venta como una forma de subsistencia para sus familias; sino elaborar políticas públicas enfocadas en los esfuerzos de desarrollo socioeconómico a largo plazo.
  • Alentar que los gobiernos experimenten modelos de regulación legal de las drogas (con cannabis, por ejemplo) que están diseñados para socavar el poder del crimen organizado y salvaguardar la salud y la seguridad de sus ciudadanos

La propuesta en materia de drogas que se incluye en el Programa de Gobierno por el que usted, y el partido del cual es director, han manifestado su apoyo públicamente, se encuentra en contravía de lo que ha venido recomendando la Comisión Global y la evidencia que se ha generado a través de la investigación:

No apoya un cambio de una política de drogas, que es la razón de la existencia de la Comisión Global de Política de Drogas.
Se opone a los temas centrales del Punto 4 del Acuerdo de Paz.
Pide retomar estrategias de erradicación forzada, como la aspersión aérea, que se ha demostrado no sirven en la tarea de contener o reducir de manera sostenible los cultivos de uso ilícito.
Omite la reducción de daños como estrategia para abordar la salud de los usuarios de drogas, cuando las recomendaciones de la Comisión Global, basadas en un enfoque de salud pública, han sido precisamente lo opuesto.
Propone la prohibición de la dosis personal, lo que en la práctica criminaliza a las personas que usan drogas.
Se opone a la sustitución voluntaria de cultivos declarados ilícitos, y apoya el retorno de las fumigaciones y el endurecimiento de las políticas hacia las personas cultivadoras, mientras que la Comisión ha recomendado reducir los daños relacionados con las políticas de fiscalización en los entornos rurales.
No comparte las estrategias de regulación del mercado, incluso la del cannabis medicinal.

También, es importante señalar el rol que cumple como miembro de la Comisión, órgano que fue definido por las partes como verificador externo del punto cuatro del acuerdo de paz entre el gobierno y las FARC, en materia de política de drogas. Esto es particularmente preocupante, puesto que el plan de gobierno que usted apoya públicamente incluye la revisión y modificación de los mismos.

Por todas estas razones, manifestamos profunda preocupación por la posición que usted ha tomado al respecto de la política de drogas en Colombia, a pesar de ser miembro de la Comisión Global de Políticas de Drogas. Esta posición debilita el papel que la misma pueda tener con respecto al proceso de paz en Colombia.

Rogamos a Usted que clarifique si se adhiere a las propuestas sobre políticas de drogas de la candidatura presidencial en cuestión, que fije su posición frente a estas propuestas, y si eso implica un cambio de su posición con respecto a las posiciones tomadas por la Comisión Global de Políticas de Drogas.

El proceso de paz que atraviesa Colombia actualmente necesita de una transformación de la política de drogas en la vía en que la Comisión lo ha recomendado. El candidato presidencial al que usted ha adherido desde su partido va en contravía de todo aquello que la Comisión defiende, y propone políticas de drogas cuya efectividad se ha comprobado como contraproducente para la protección y garantía de los derechos humanos de las personas involucradas en las economías ilegales.

Las organizaciones de la sociedad civil aquí firmantes seguiremos trabajando para apoyar la paz en Colombia, acompañada de una transformación en la política de drogas que esté acorde con los derechos humanos, la salud, el desarrollo y la justicia social.