Dos años y cuatro meses después, se ha producido el desenlace que podría significar el fin de un “secuestro” al que estuvieron sometidas las políticas de drogas en el país desde 1978 hasta hoy. La salida de la señora Masías el 27 de mayo es el corolario de un fracaso anunciado a nivel internacional: esta “guerra contra las drogas” no va más como lo dice el Informe de la OEA sobre el problema de las Drogas en el Hemisferio, o el estudio del London School of Economics.

Es el caso de la erradicación compulsiva de cultivos anunciada el 2012 y 2013 como un logro, pero que no ha impedido que Perú siga siendo el primer productor mundial de pasta base de cocaína, por un hecho sencillo que escapa a la mente de los funcionarios limeños en DEVIDA: los cultivos de coca se mueven en el territorio de la selva alta llegando incluso a la Amazonía baja; éstos se fragmentan y los “narcos” buscan mayor productividad en la misma área de terreno (más plantas por hás, más alcaloide por hoja seca, ver cuadros). Por su parte, los grandes carteles internacionales dejan que las “firmas” peruanos se encarguen de poner la droga en punto de frontera o en alta mar sin necesidad de reproducir escenarios violentos como en América Central o México.

Mientras, las huestes de erradicadores del CORAH estacionadas en la base policial de Palmapampa, al mando del inefable Zarate Gambini y su contraparte en Lima en DEVIDA, impulsan irresponsablemente el re brote de un conflicto y una guerra contra los campesinos en el VRAEM. Finalmente, el gobierno decidió ponerse los pantalones, prender la lucecita y suspender acciones de erradicación compulsiva de cocales que además de ser ineficientes, pueden servir de combustible a las columnas de SL que intentan pasar nuevamente de Urubamba al VRAE, como lo atestigua el reciente abatimiento de tres subversivos. De hecho, éstos tenían la misión de “batir el campo” en el VRAEM, una vez se iniciara la erradicación compulsiva de las 16,00 hás ofrecidas por la Sra. Masías.

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.