Las salas de consumo supervisado de drogas persiguen reducir los riesgos graves que entraña la transmisión de enfermedades a través de la inyección sin higiene, prevenir las muertes por sobredosis relacionadas con las drogas y conectar a los usuarios de drogas de alto riesgo con el tratamiento de la dependencia y otros servicios de salud y sociales.Las salas de consumo supervisado de drogas persiguen reducir los riesgos graves que entraña la transmisión de enfermedades a través de la inyección sin higiene, prevenir las muertes por sobredosis relacionadas con las drogas y conectar a los usuarios de drogas de alto riesgo con el tratamiento de la dependencia y otros servicios de salud y sociales. Más información, en inglés, está disponible abajo.

 

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.