Los bosques son indispensables para la supervivencia humana. Son captadores de agua, hábitat par biodiversidad y generadores de suelos fértiles que nos proporcionan alimento. En México contamos con 63 millones de hectáreas de superficie arbolada, un tercio de lasuperficie nacional.

Sin embargo, el modelo de gestión del territorio que hemos impulsado en la mayoría de las áreas forestales ha generado deforestación, degradación y ha impedido que obtengamos beneficios económicos, sociales y ambientales como resultado de un manejo sustentable de estos espacios.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.