La simple hoja de una planta antigua figurará prominentemente en la agenda internacional de este ano. La demanda de remover la hoja de coca del estricto control internacional de drogas, que se ha ido reiterando desde una decena, ha saltado a primera plana de nuevo. Ha llegado el momento de reparar el error histórico de incluir la hoja en la lista clasificando las sustancias más peligrosas, lo que tuvo graves consecuencias en la región andina. Este número de Drogas y Conflictos explica los motivos, el contexto y el alcance de esta demanda, así como los procedimientos que deben acontecer para alcanzar este objetivo.