Por Jorge Herrera Valderrábano / Animal Politico

México ha vivido los devastadores efectos de la política prohibicionista, y nuestro derecho a tener acceso a cannabis no puede esperar ni una prórroga más. ¿Cómo vivieron este proceso otros países? ¿Cuánto hemos tenido que esperar en México? ¿Cuánto va a tardar en implementarse el modelo que se propone en la ley?

En junio de 2012 el Presidente Mújica presentó su iniciativa para regular la cannabis en Uruguay. En diciembre de 2013 el Congreso de ese país aprobó la Ley Nº 19.172, con lo cual se permite el acceso a la cannabis por medio de tres vías: el autocultivo, las asociaciones cannábicas y un mercado regulado. Dicho modelo contemplaba la creación del Instituto de Regulación y Control de Cannabis (el IRCCA, instaurado en mayo de 2014) que tuvo el encargo de crear la normatividad y reglamentación secundaria, sobre la cual versará la implementación de la ley.

En agosto de 2014 – tan solo tres meses después de la creación del IRCCA –  Uruguay ya estaba publicando la convocatoria para empresas que quisieran participar en el cultivo comercial, y expidiendo el registro para el autocultivo sin fines de lucro. En octubre de 2015, 14 meses después, se anunció quiénes serían las primeras empresas que participarían en el mercado del cultivo de cannabis con fines de comercialización.

La Ley C-45 (Cannabis Act) que regula la cannabis a nivel nacional en Canadá, fue aprobada inicialmente en noviembre de 2017 por la Cámara de los Comunes, y luego por el Senado después de algunas reservas, las cuales fueron puestas a consideración de la cámara de origen, para la aprobación final de la ley por parte del Parlamento en junio de 2018.