Por José Beltrán

Este miércoles fue un día histórico que podría cambiar el rumbo de la política de drogas en el país. La Primera Sala de la SCJN resolvió favorablemente los amparos 548/2018 y 547/2018, argumentando que la Ley General de Salud en su apartado sobre la marihuana viola derechos humanos, como el derecho a la libre personalidad de las personas y el derecho a la salud, entre otros.

Con estos dos fallos, además de otros amparos que la Corte había admitido previamente, se creará una jurisprudencia que obligará a los jueces de todo el país a emitir sus sentencias conforme a los criterios establecidos por la Suprema Corte, y después, al Congreso de la Unión a regular legalmente este mercado.

"Emocionado y orgulloso. Ha sido un trabajo de seis años desde que hicimos el primer amparo, pero se logró", dice muy emocionado Aram Barra, quien interpuso un amparo y cuyo caso podría ayudar a cambiar la política de drogas actual.