La autorización para importar por primera vez un remedio derivado de la planta reabre la discusión sobre la legitimidad de su uso y de sus productos farmacológicos como terapia médica. Expertos dicen que el debate traspasa los límites de la ciencia y se infiltra en el ámbito moral, por el temor de que la licencia dé paso a una liberación generalizada del uso de la cannabis.

Pese a que la Ley 20.000, conocida como ley de drogas, permite el uso médico de cannabis sativa, no fue hasta la semana pasada que se reconoció públicamente esa posibilidad. Una paciente oncológica obtuvo permiso para traer a Chile un fármaco derivado de la planta: Sativex.

Por primera vez, el Instituto de Salud Pública (ISP) y el Servicio Metropolitano Norte aprobaron la importación de un medicamento de este tipo como terapia paliativa al dolor. Antes, cuatro pacientes también iniciaron gestiones, pero sin éxito. Incluso, uno de ellos falleció antes de tener respuesta. 

La aprobación reabrió el debate respecto de la eficacia terapéutica de los fármacos hechos con compuestos de la marihuana y si el mercado nacional requiere o no este tipo de productos. “Chile se adelanta respecto de otros países de la región en esta discusión, pero inevitablemente su uso terapéutico genera polarización”, dice Sergio Sánchez, asesor en Políticas de Droga del Colegio Médico.

En algunos países ya se tuvo esta discusión y en naciones como EE.UU., Canadá, Alemania y Suecia se zanjó en favor de los medicamentos. Pacientes con cáncer, esclerosis múltiple, parkinson y problemas musculares pueden comprar -previa presentación de una receta- medicamentos hechos de compuestos con marihuana en esos países.

En Chile, pese a que se trata de una discusión médica, se produce un cuestionamiento generalizado a las drogas, explica Octavio Avendaño, sociólogo de la U. de Chile. “Surge toda una condena moral, un debate de acuerdo a la libertad de elegir, normalmente se ubica al mismo nivel del debate de la ‘píldora del día después’ o lo que ocurrió con el divorcio, que produce polaridad”.

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.