106 académicos alemanes, todos destacados profesores de Derecho penal en varias universidades del país, han puesto en marcha una acción inédita destinada a lograr un cambio radical en la ley antinarcóticos, que penaliza la posesión y el consumo de drogas. Una norma que han calificado como “fracasada”, “dañina para la sociedad” y “antieconómica”. Los académicos --el 40% de los profesores de Derecho Penal de las universidades alemanas-- son partidarios de la despenalización de las drogas blandas, y sugieren que Alemania copie el ejemplo de Uruguay, que ha aprobado una ley para regular el comercio de marihuana.

Partiendo de una tesis provocativa —la droga no es el problema, sino la política legal represiva— los académicos, entre los que están Lutz Meyer-Gossner, expresidente del Tribunal Federal, y Albin Eser, exdirector del Instituto Max Planck de Derecho Penal Internacional, han firmado una petición dirigida al Parlamento Federal en donde formulan la urgente necesidad de reformar la ley antinarcóticos.

Leer aquí el artículo completo. 

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.