La alcaldía de Bogotá ha propuesto recientemente un plan piloto para explorar con adictos al bazuco el reemplazo de esta sustancia por la marihuana. El plan de sustitución se realizaría con 15 consumidores problemáticos del Bronx los cuales ya están recibiendo asistencia de salud en el CAMAD que funciona en ese sector de la ciudad. El tratamiento duraría aproximadamente ocho meses, después de los cuales se haría una evaluación de los resultados.

Las opciones de tratamiento para los usuarios dependientes de crack son limitadas, y por el sistema del tatamiento no se llega a una parte sustancial de la población dependiente. Algunos toxicólogos aducen que no hay ninguna evidencia científica que pruebe los beneficios del consumo de marihuana para reducir la adicción al bazuco. No es cierto. Sí existen antecedentes de estudios serios sobre el uso de la marihuana como sustituto del bazuco (crack), como el realizado en Brasil (publicado en 1999), Therapeutic use of Cannabis by Crack Addicts in Brazil.

Lea aquí el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.