El Fondo Mundial de lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria ha lanzado hoy un nuevo modelo de financiamiento que le permitirá realizar inversiones más estratégicas, obtener mayor repercusión y conseguir una participación más efectiva de las entidades ejecutoras y los asociados.

El nuevo modelo de financiamiento facilita a los países receptores de subvenciones más flexibilidad a la hora de solicitar fondos y una mayor previsibilidad del nivel de financiamiento disponible, animándoles al mismo tiempo a indicar claramente la cantidad de fondos que necesitan para tratar y prevenir eficazmente el VIH y el SIDA, la tuberculosis y la malaria.

En 2013 y 2014 habrá disponibles hasta US$ 1.900 millones.

Este año, el Fondo Mundial ha seleccionado varios programas nacionales de enfermedades a los que asignará financiamiento basándose en los siguientes criterios: a) que el programa se encuentre en posición de alcanzar efectos rápidos; b) que prevea interrupciones de servicios; o c) que esté recibiendo actualmente menos fondos de los que le corresponderían aplicando los principios de asignación del nuevo modelo de financiamiento.

Un grupo de seis países y tres programas regionales ha sido invitado a participar como "solicitantes de la primera fase". Los países (El Salvador, Filipinas, Kazajistán, Myanmar, República Democrática del Congo y Zimbabwe) tendrán acceso a un total de US$ 364 millones en concepto de nuevo financiamiento.

Lea aquí el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.