Decía Eduardo Galeano, "La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar". Hace 25 años, Intercambios Asociación Civil decidió enrumbar un camino hacia horizontes que parecian lejanos, pero nuestro caminar era claro y seguro, y fuimos haciendo camino al andar.

Corría el año 1995, éramos 6 profesionales de las ciencias sociales y humanas finalizando un proyecto sobre VIH y uso de drogas, la experiencia en ese campo nos había revelado que, en materia de prevención de VIH, había mucho por hacer por las personas que usan drogas. Con ese espíritu inconformista y laborioso empezamos a dar los primeros pasos de lo que hoy es Intercambios Asociación Civil.

Y empezamos a acercarnos a lo que parecían utopías. A finales de los 90 iniciamos el primer programa de entrega de jeringas en Argentina llamado "Locos de Avellaneda". Eran tiempos de un discurso abstencionista y muy alejado del paradigma de reducción de riesgos y daños; sin embargo, nos motivaba el contexto sanitario y la nula respuesta de políticas públicas. De esta manera fuimos definiendo nuestra misión institucional: trabajar por las personas con problemas asociados a las drogas, y el VIH era uno de esos problemas.

Durante estos años hemos desarrollado un área de investigación que marcaria el trayecto de nuestro camino y que ha sido vital para conocer la realidad y, a partir de allí, ver cómo se interviene y se trabaja en conjunto con otras áreas.

Nos enorgullece y llena de responsabilidad que los insumos producidos en esa área sean fuente permanente de consulta académica, periodística y de organismos públicos. Buscamos el conocimiento, la acción directa, pero también la discusión con otros actores claves que definen los temas relacionados a drogas. Nos mueve una vocación docente; por eso abocamos gran parte de nuestro tiempo a la capacitación con equipos de salud y de áreas sociales y educativas.

En 25 años muchas cosas cambiaron, y con ellas, nosotros y nuestro trabajo. Pasamos de trabajar con adultos que usaban drogas por vías inyectables a trabajar hoy con jóvenes que consumen otro tipo de sustancias como alcohol, pasta base, drogas de síntesis y marihuana. Desde el 2011, a través de No te Sientas Zarpado -dispositivo de abordaje del consumo problemático de sustancias, con adolescentes en situación de vulnerabilidad-trabajamos pensando también en las situaciones que en lo cotidiano exponen a lxs pibxs a cierto riesgo social, como lo es la violencia institucional.

Las poblaciones y los consumos variaron; pero seguimos pensando al sujeto de la misma manera, seguimos creyendo en la construcción gradual y permanente de su autonomía y no como un objeto de control por el otro. Un sujeto que participa activamente, que tiene algo para decir de su propia experiencia de vida.

Nos reafirmamos en estrategias que combinen lo individual con lo grupal; en el caso del trabajo con adolescentes esto pasa por crear aprendizajes sociales que se traduzcan en formas de aumentar cuidados y disminuir riesgos, y eso implica construir un aprendizaje con el otro.

Desde nuestros inicios enarbolamos la bandera de reducción de riesgos y daños; entre el uso compulsivo y la abstinencia, nos ubicamos en el trabajo para la regulación del uso de drogas y la incorporación de medidas que permitan un uso controlado de sustancias.

En base a esto, otra utopía del camino nos llevó a darle vida al Proyecto de Atención en Fiestas (PAF), iniciativa que promueve las prácticas de cuidado y consumo responsable entre asistentes a espacios festivos. Buscamos influir sobre las condiciones previas y las que se dan durante el consumo de drogas con fines recreativos, en personas que no tienen problemas graves derivados de ese consumo. En pocos años, el alcance de intervención de PAF ha llegado a miles de jóvenes que nos reconocen como ese espacio que los ayuda a evitar el "mal viaje".

En este 2020 lideramos, por quinto año consecutivo, la campaña global SupportDon't Punish/Acompañe No Castigue con más de 100 organizaciones adherentes. Durante el mes de agosto realizaremos la 18va. Conferencia Nacional sobre Politicas de Drogas, espacio que creamos con el objetivo de alentar el debate que impulse políticas de drogas no punitivas y con base científica, y que respondan de manera eficaz a los diversos problemas asociados con las drogas.

Este camino de horizontes alcanzados y otros por alcanzar, lo recorremos pese a las adversidades; nacimos en pleno neoliberalismo, época de retiro del Estado y abandono de espacios centrales de la salud pública, desafiando una pandemia de la que aún se tenía mucho desconocimiento y prejuicio. Hoy, otra pandemia nos desafía a reinventarnos, a crear nuevas respuestas y redes para estar presentes pese al distanciamiento físico. Después de 25 años creemos que nuestro camino y horizonte están más firmes que nunca. La persistencia y el trabajo colectivo son distintivos de nuestro caminar, y aquí seguimos, haciendo camino al andar.