P.A.S. (Programa de Análisis de Sustancias psicoactivas) es el primer programa, en la CDMX y México, que surge como parte de las estrategias de reducción de daños de las que ya habíamos hablado anteriormente. Este es un proceso autogestivo entre comunidades de personas que usan sustancias psicoactivas para lidiar con los riesgos implícitos en el uso de drogas y las dinámicas que les rodean.

Hoy en día, este programa engloba una colaboración entre ReverdeSer Colectivo,Espolea (organización que existía desde 2006 y este año cierra sus puertas), CUPIHD (Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas) en conjunto con el IAPA (Instituto de Atención y Prevención contra las Adicciones) y la CDHCDMX (Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México).

Aunque estos modelos de intervención sobre la reducción de daños tienen una amplia historia, en lugares como Estados UnidosCanadá y distintos países Europeos, en América Latina es algo relativamente reciente. En México, el programa está emparentado al programa que se ha estado desarrollando –desde hace unos años– en la ciudad de Bogotá (Colombia). Ambos proyectos se echaron a andar a partir de una serie de capacitaciones por parte de Energy Control, "el hermano mayor" de España.

Desde hace tres años, el equipo de Energy Control viene a México a impartir capacitaciones, que permiten implementar una serie de servicios y tipos de análisis de sustancias psicoactivas, para tratar de identificar y registrar los adulterantes, agentes de corte o sustancias sustituidas en muestras del mercado negro en la Ciudad de México y sus alrededores.

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas. 

Thumbnail: P.A.S. Facebook