Ministros de América Latina pidieron el jueves en la ONU en Nueva York que, en la sesión especial del organismo sobre el problema mundial de las drogas en 2016, se reconozca el enfoque alternativo de la región, que contempla abandonar la lucha frontal impulsada por Estados Unidos.

Responsables de Colombia, México, Guatemala, Argentina y Ecuador, entre otros, llevaron la voz cantante en un debate preparatorio en la Asamblea General de las Naciones Unidas de cara a esa esperada cita bautizada con las siglas UNGASS-2016, y que debería tener lugar en los primeros meses del año próximo.

Esta sesión especial fue organizada tras el histórico vuelco de la región en 2012, cuando varios presidentes como el guatemalteco Otto Pérez propusieron en la ONU discutir la despenalización del consumo, tráfico y comercio de drogas ante el fracaso de la lucha frontal contra el narcotráfico.

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.