El presidente Juan Manuel Santos anunció el fin de las fumigaciones de los cultivos ilícitos en el departamento del Putumayo, fronterizo con Ecuador y la estructuración de un plan piloto para la sustitución de estas siembras, que luego se extenderá a otras regiones del territorio colombiano.

 “Vamos a hacer un gran plan para que nunca más tengamos que fumigar en este departamento. Nunca más”, afirmó el mandatario colombianon en la inauguración del Centro de Integración Ciudadana en el municipio de Puerto Caicedo.

El jefe del Estado advirtió que esta decisión de no utilizar más la aspersión química para destruir los cultivos de hoja de coca y marihuana forma parte de los acuerdos ya logrados en las negociaciones de paz en La Habana, pero, subrayó, “no vamos a esperar a que se termine el proceso de las Farc”.

Y agregó: “Vamos a comenzar en el Putumayo ya. Y vamos a comenzar con un plan piloto”.

Santos resaltó que se firmó un acuerdo ya entre el Gobierno y la Mesa Regional de Organizaciones Sociales – yo estuve reunido con uno de sus voceros ahorita en Mocoa, precisó – para elaborar un plan concreto, detallado, de sustitución de cultivos ilícitos.

Leer aquí el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.