El Parlamento Andino, cuyas sesiones se desarrollaron en la localidad boliviana de Coroico, declaró a la hoja de coca como Patrimonio Cultural y Ancestral de los pueblos de Los Andes.

Los parlamentarios de Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia consideraron que la referida hoja, en su estado natural, está presente de manera permanente en el uso medicinal, ritual ancestral, social y religioso de los pueblos andinos, motivos por los cuales emitieron su declaración.

Según una nota de prensa, los miembros del Parlamento Andino en su cuadragésimo cuarta sesión, exhortaron a los organismos e instituciones correspondientes, la instauración de un programa de certificación orgánica de la hoja de coca a nivel nacional e internacional.

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.