El gobierno noruego anunció el pasado viernes 28 de febrero su intención de despenalizar la inhalación de heroína, un método menos peligroso que la inyección, para reducir el número de sobredosis en un país donde la droga es más letal que los accidentes de tráfico.

Con 262 sobredosis mortales en 2011, de las cuales un 30% de heroína, Noruega es uno de los países de Europa con mayor número de muertes a causa de la droga, según el organismo público de investigación sobre toxicomanía y alcoholismo Sirus.

Lea aquí el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.