Andina, 28 de Diciembre, 2011

Lima, dic. 28 (ANDINA). El refuerzo del control en puertos y aeropuertos, y la reducción de 60 mil a 48 mil hectáreas de cultivo ilegal de hoja de coca, son algunas de las metas establecidas por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) para el próximo quinquenio.

Ricardo Soberón, presidente ejecutivo de Devida, explicó que la Estrategia Nacional de Lucha contra las Drogas 2012-2016 contiene metas medibles para entregar resultados concretos en cada período anual.

"En el 2012 este Gobierno quiere demostrar un Estado que muestra más de lo que dice, y eso se plantea sobre la cantidad de drogas que se incaute, del uso de la inteligencia para desmantelar grupos, y de asegurar pruebas que permita judicializaciones", mencionó.

Para lograrlo, señaló que Devida coordina con el Poder Judicial, el Ministerio Público, la Policía Nacional, Sunat, Aduanas, Capitanía de Puertos, entre otros, y podrá evaluarse qué institución y qué estrategia funciona bien o no.

Soberón adelantó que el plan quinquenal contempla un importante espacio multisectorial: el control de puertos y aeropuertos, principales puntos donde la droga sale hacia el extranjero para abastecer a los cárteles del narcotráfico.

"Aún cuando la droga sigue saliendo en gran parte por vía marítima, queremos llevar ese programa a las caletas, puertos pequeños, embarcaderos, y a puertos como Paita y Chimbote. Eso significa mayor tecnología y capacidad de monitoreo", detalló.

En ese esfuerzo -añadió- participarán la Dirección Antidrogas (Dirandro) de la Policía Nacional, la Dirección General de Capitanías y Guardacostas del Perú, la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat), entre otros

Indicó que otra meta importante es la reducción en 10 por ciento anual de los cultivos ilegales de hoja de coca, de tal forma que pase en los próximos años de 60 mil a 48 mil hectáreas en el país.

"En materia de droga incautada, queremos primero estabilizar los grados de incautación para aumentar luego en 5, 10 y 15 por ciento los grados de incautación de clorhidrato de cocaína e insumos químicos", manifestó.

De igual manera, refirió que se prevé aumentar anualmente el 10 por ciento del índice de desarrollo humano aprobado por la Organización de las Naciones Unidas, en aquellas zonas donde los campesinos se dedican al cultivo de coca por falta de oportunidades.

"Hemos querido balancear entre el discurso con una voluntad política real y evidente, con las capacidades y recursos que tenemos. Por eso queremos ser sensatos, racionales, y proporcionales para tener una estrategia medible año por año", acotó.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.