En marzo de 2019, los Estados miembros de la ONU se reunirán en Viena para celebrar una serie de sesiones a nivel ministerial en marco del 62º período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes (CND), tal como se aprobó en la Resolución 60/1 de la CND: ‘Preparativos del 62º período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes, en 2019’.

Tras el 61º período de sesiones de la CND, no está claro si los Estados miembros negociarán un nuevo acuerdo que suceda a la Declaración Política y Plan de Acción sobre cooperación internacional en favor de una estrategia integral y equilibrada para contrarrestar el problema mundial de las drogas de 2009,2 que estableció el año 2019 como fecha límite para que los Estados eliminen o reduzcan considerablemente la escala de los mercados ilegales de drogas. Pese a la incertidumbre en torno a sus resultados, la serie de sesiones a nivel ministerial de 2019 brindará una oportunidad para que los Estados miembros definan los principios clave por los que se regirá la fiscalización internacional de drogas en la próxima década.

El año 2019 también será un momento crítico para consolidar e impulsar los importantes avances plasmados en el documento final de la UNGASS de 2016. En esta nota para la incidencia política, la red del IDPC presenta cuatro grandes peticiones dirigidas a los Estados miembros con el fin de que las futuras políticas de drogas estén en plena sintonía con las prioridades de la ONU de proteger la salud y los derechos humanos, fomentar el desarrollo y promover la paz y la seguridad.