Se denomina republiqueta, a un territorio precariamente organizado, frecuentemente sometido a regímenes y con un grado vago de institucionalidad; en tal sentido la palabra "republiqueta" es despectiva, fue aplicada en regiones del Caribe y Sud América.

Forzando ese concepto, podemos denominar de esta manera a los predios de detención social de nuestro país, donde muchas de las 15.000 personas recluidas en el país, moran por tiempo indeterminado, dada su condición de reclusión preventiva.

La imposibilidad de justicia formal, pronta y efectiva, hace que los reclusos se sometan o adscriban a las decisiones de personas que han adquirido fuerza y control de las cárceles o carceletas, estos predios (republiquetas) tienen características de ser predios pequeños, soberanos, independientes y aparentemente emancipados del control gubernamental.

Investigación en las cárceles de Bolivia:

Ingresar por los pasillos de las cárceles bolivianas, produce varias sensaciones…….. temor, ansiedad, tristeza, angustia, sensaciones que afectan incluso al policía experimentado en resguardar estos espacios carcelarios.

Existe en el aire una permanente percepción de indefensión en reclusos y visitantes, donde se torna incierto lo que pasará, muchos deseamos acelerar el tiempo del menester que nos impulsa a realizar la visita.

La infraestructura, la locura del espacio, la densidad poblacional, el régimen de vida, entendiendo el concepto como la seguridad interna, la alimentación y donde dormir, son los factores que más influyen en la vida de este periodo supuestamente transitorio, que para todos los internos, malos o buenos, son indefectiblemente los elementos que repercuten en su salud y equilibrio mental.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.