De conformidad con la decisión 18/117 del Consejo de Derechos Humanos, el presente informe tiene por finalidad actualizar la información proporcionada en informes anteriores sobre la cuestión de la pena capital. En él se confirma la continuación de la tendencia hacia la abolición universal de la pena de muerte. Durante el período de que se informa, también se ha observado la existencia de iniciativas para restringir el uso de la pena capital en varios Estados abolicionistas de facto, así como en los Estados que continúan aplicando la pena de muerte. Algunos Estados también han tomado numerosas iniciativas para aplicar las salvaguardias por las que se garantiza la protección de los derechos de los condenados a la pena de muerte. Sin embargo, una minoría de Estados ha seguido utilizando la pena capital en contravención del derecho internacional de los derechos humanos. Tal como se pide en la resolución 22/11 del Consejo de Derechos Humanos, este informe también incluye información sobre los derechos humanos de los hijos de personas condenadas a muerte o ejecutadas.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.