Este documento está dirigido a los órganos de monitoreo encargados del control externo de los lugares deprivación de libertad. En él se ponen de manifiesto los riesgos que enfrentan las mujeres privadas de su libertad de ser sometidas a tortura y malos tratos y las medidas que se pueden tomar para reducirlos. El objetivo principal de este trabajo es determinar la situación de las mujeres en situación de encierro dentro del sistema de justicia criminal. Sin embargo, el debate es igualmente relevante, en la mayoría de los casos, cuando se trata de mujeres privadas de libertad en otros contextos, como instituciones psiquiátricas y centros de detención de migrantes.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.