El Espectador, 17 de agosto, 2011, Por: Agencia EFE

El gobierno estadounidense aclaró que la cooperación no podrá ser incrementada por los problemas de presupuesto.

La embajadora de Estados Unidos en Lima, Rose Likins, dijo que está a la espera de "una explicación completa" sobre la decisión del Gobierno peruano de suspender temporalmente la erradicación de los cultivos ilegales de hoja de coca.

"Estamos dispuestos a seguir colaborando (con el Gobierno peruano), pero en este mismo momento estoy esperando una explicación", manifestó Likins a los periodistas tras reunirse con el presidente del Congreso, Daniel Abugattás, en una visita de rutina.

El jefe de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), Ricardo Soberón, explicó hoy a los medios que la "pausa" en la erradicación de los cultivos de coca responde a la necesidad de revisar la política nacional antidrogas y a las negociaciones con Estados Unidos sobre la ayuda que brinda ese país en el tema antinarcóticos.

La embajadora Likins agregó que "es natural que un nuevo Gobierno quiera revisar este tipo de programas (antidrogas)" para poder entenderlos.

Aclaró, sin embargo, que la cooperación (de 70 millones de dólares al
2010) no podrá ser incrementada por los problemas de presupuesto que tiene actualmente su país, pero sí se mantendrá.

Respecto a la propuesta del presidente Ollanta Humala de convocar a una cumbre antidrogas con todos los países implicados en este flagelo, Likins opinó que "sería útil para hablar sobre el esfuerzo regional"
también con Colombia y Bolivia.

A su turno, el ministro del Interior, Oscar Valdés, agregó que el Gobierno peruano está coordinando "cómo se van a reorientar los esfuerzos" y que la "ciudadanía debe tener en claro que la reducción de los cultivos ilegales va a continuar y también habrá una lucha frontal contra el narcotráfico".

Las acciones de erradicación en la región selvática de Huánuco fueron suspendidas ayer, hasta nuevo aviso, después de que los agentes del proyecto de Control y Reducción de Cultivos de Coca en el Alto Huallaga
(Corah) recibieran la orden de regresar a su base en Tingo María, según informó la prensa local.

El jefe de Devida dijo hoy que el Gobierno está "en medio de una negociación con los Estados Unidos (al que calificó como uno de los principales cooperantes) de los convenios antinarcóticos" que tiene con Perú en la región.

Suscríbase a nuestra Alerta informativa mensual en español: http://www.idpc.net/es/alerts/subscribe