General

La siguiente sesión de la Comisión Interamerciana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD) se llevará acabo en la Ciudad de México del 13 al 15 de diciembre en Estados Unidos. CICAD es el foro político del hemisferio occidental para tratar con el problema de las drogas. La Secretaría Ejecutiva de la CICAD apoya a la Comisión mediante el fortalecimiento de las capacidades humanas e institucionales y la canalización de los esfuerzos colectivos de sus Estados miembros para reducir la producción, tráfico y consumo de drogas ilegales.

Diálogo con la sociedad civil.

REDUCCIÓN DEL DAÑO: BUENAS PRÁCTICAS, ÁREAS DE OPORTUNIDAD Y NUEVOS ENFOQUES CONCEPTUALES
Siguiendo las recomendaciones operacionales de UNGASS 2016

La UNGASS 2016 refrendó el compromiso de la comunidad internacional para adoptar políticas de drogas más humanas, basadas en evidencia y respetuosas de los enfoques de salud pública y derechos humanos. En su eje “Recomendaciones operacionales sobre la reducción de la demanda y medidas conexas, incluida la prevención y el tratamiento, así como otras cuestiones relacionadas con la salud” su documento de resultados reconoce implícitamente al enfoque de reducción de daños como una medida legítima para atender la salud y pide a los Estados Miembros abordar problemáticas específicas como las sobredosis de opioides, haciendo uso de él (autorizando, entre otros, la administración de Naloxona).

El mismo documento recomienda se considere incluir, entre las medidas y programas nacionales de drogas, medidas eficaces destinadas a reducir al mínimo las consecuencias adversas del uso de drogas, incluyendo los programas de terapia asistida por medicación, aquellos relacionados con el equipo de inyección, y otras intervenciones destinadas a prevenir la transmisión del VIH, la hepatitis viral y otras enfermedades relacionadas con el consumo de drogas.

Con el ánimo de contribuir al cumplimiento de estas recomendaciones, las organizaciones de la sociedad civil e instituciones académicas presentes en este diálogo compartirán su conocimiento y experiencia práctica para demostrar que la reducción del daño no sólo es un enfoque teórico útil para guiar los esfuerzos gubernamentales en materia de drogas y salud, sino un conjunto de herramientas de probada efectividad para mejorar la calidad de vida y sobre-vida de las personas que usan drogas, así como para garantizar el respeto irrestricto a sus derechos humanos.

De manera muy esquemática, la discusión girará en torno a las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuáles son las lecciones aprendidas y buenas prácticas que la reducción del daño como intervención puede poner al servicio de la salud pública en el manejo, oportuno y efectivo, de situaciones como la crisis de opioides en Norteamérica y el aumento en el uso de cocaínas fumables en América Latina?
  2. ¿Existen áreas de oportunidad para la reducción del daño que no hayan sido exploradas a gran escala y puedan servir para acercar más y mejores servicios a la comunidad, en particular a poblaciones específicas como las y los jóvenes?
  3. ¿El enfoque de reducción del daño puede aplicarse también a otros aspectos de la política de drogas fuera del uso y la prevención de enfermedades transmisibles?

Más información en el sitio web de CICAD.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.