Los días 30 y 31 de mayo se realizó en el Congreso de la República de Chile el Primer Encuentro Internacional para la Regularización del Consumo y la Provisión de Drogas en las Américas, Organizado por la Red Chilena de Reducción de Daños, que contó con participaron más de 250 personas, lo cual fue posible por el auspicio de la Open Society Foundation, el apoyo del International Drug Poclicy Consortium  (IDPC), la Universidad Central de Chile y el patrocinio del Senado de la República de Chile. 

Se consideraron como los hechos más significativos por la regularización de las drogas en las Américas a la aprobación en los estados de Colorado y Washington del consumo recreativo de la cannabis, la propuesta del Gobierno de Uruguay para legalizar la provisión de marihuana, las acciones de atención médica y social para usuarios conflictivos de drogas en situación de calle de la Alcaldía de Bogotá. También se creyó importante conocer las posiciones de la Comisión Global de Políticas de Drogas,  las recomendaciones del  IDCP y las opiniones del Gobierno de Chile.

El discurso del ex Presidente Ricardo Lagos exponiendo las reflexiones críticas y propuestas humanitarias y pragmáticas de la Comisión Global sobre Políticas de Drogas tuvieron un  relevante impacto por la importancia política nacional del expositor como la influencia internacional de la institución a nombre de la cual hablaba.

El valor testimonial expuesto por Alinson Holcomb y Graham Boyd sobre la movilización ciudadana para mediante el voto directo lograr la regularización del consumo y la provisión de cannabis con fines recreativos, no condicionado a necesidades médicas, en los estados de Washington y Colorado de los EUA,  fue a no dudarlo el hecho más relevante de este evento, porque plantea un conflicto político entre el Gobierno y sus ciudadanos en un estado como los EUA que ha sido el principal promotor de las actuales políticas internacionales de drogas.

La exposición de Francisca Florenzano, Directora Ejecutiva de SENDA, máxima autoridad en drogas del Estado de Chile, fue de la mayor importancia ya que ella reconoció que no existe ninguna prueba científica de que la marihuana sea la droga de entrada a las drogas duras, también, reconoció  que solamente entre el 15 y 20% de los usuarios de drogas tienen problemas con ellas.

Las exposiciones de Uruguay y Colombia fueron de gran impacto entre los asistentes  por las semejanzas  de esos países con el nuestro, en lo político con Uruguay, también,  por la similitud de lo planteado por Bogotá  sobre las experiencias con usuarios en la calle o fuertemente conflictuados por el uso de PBC y las experiencia de una gran mayoría de los asistentes locales al evento.

Los participantes se constituyeron en las comisiones de: jóvenes, mujeres, familia  y personas excluidas o marginadas, para realizar un conjunto de reflexiones y demandas  sobre los derechos sanitarios, sociales, jurídicos y personales vulnerados por la aplicación de las leyes de drogas y por los vacíos o aplicaciones indebidas de las leyes que los protegen. También se constituyó el taller Internacional  sobre PBC para recoger y debatir las experiencias  de técnicas de reemplazo, no tan solo por sustancias alternativas al PBC, sino también por la facilitación de otras oportunidades sanitarias, de higiene, aseo, alimentación, consejería judicial, etc. que le hacen posible a esos usuarios conflictivos de drogas privados de sus derechos recuperar por su propia acción su integridad y dignidad personal. 

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.