Por Santiago Reviejo / Público

La presidencia del 63 periodo de sesiones del CND ha presentado una propuesta para que sea aprobada por el plenario reunido en Viena en la que insta a aplazar la votación a fin de "aclarar las repercusiones y consecuencias" de las recomendaciones de la OMS.

La falta de acuerdo entre los países miembros aboca a la Comisión de Estupefacientes de la ONU (CND) a un nuevo aplazamiento de su decisión sobre la propuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de rebajar la fiscalización internacional del cannabis para facilitar su uso medicinal. La presidencia del 63 periodo de sesiones del CND ha presentado una propuesta para que sea aprobada en la mañana de este miércoles por el plenario reunido en Viena en la que insta a aplazar la votación hasta el mes de diciembre a fin de "aclarar las repercusiones y consecuencias" de las recomendaciones de la OMS.

El mundo, por tanto, ha decidido seguir sesteando con el cannabis. Éste es el segundo aplazamiento de la votación sobre la rebaja de la fiscalización internacional de una sustancia que la OMS recomienda suprimir de la Lista IV, donde se encuentran las consideradas más peligrosas, como la heroína, para dejarla únicamente en la Lista I, a la que se aplica un control más liviano que facilita el acceso para usos médicos, científicos y farmacológicos como el que se aplica a la morfina. El año pasado, en el 62 periodo de sesiones, el CND decidió aplazarlo más o menos por el motivo que ahora aduce la presidencia para tomar el mismo acuerdo: la necesidad de seguir estudiando los pros y los contras de un paso crucial en el tratamiento legal de la marihuana en el mundo.