Por 20 Minutos 

La coalición del Gobierno holandés ha llegado este miércoles a un acuerdo para autorizar una prueba piloto de cultivo estatal de cannabis en un total de diez municipios, en un intento de luchar contra el narcotráfico suministrando la droga controlada directamente a los "coffeeshops".

Los diez ayuntamientos que participarán en el experimento incluyen Tilburgo, Almere y Breda, pero ninguna de las grandes ciudades (Ámsterdam, Utrecht, Rotterdam y La Haya), reticentes desde un principio a formar parte del proyecto piloto, según confirman fuentes oficiales a la televisión holandesa NOS.

Mañana jueves un comité especializado e independiente hará publico su análisis de la lista completa de municipios y está previsto que el Gobierno siga esa recomendación para iniciar la prueba a principios de 2021.

El cultivo de marihuana por los propios "coffeeshops" está totalmente prohibido en el país, pero la comercialización y el consumo de cannabis y productos elaborados con extractos de esta planta están tolerados en el interior de estos locales bajo ciertas condiciones, como renunciar a la venta de alcohol y tener almacenados un máximo de 500 gramos de cannabis.