En la reunión de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, del pasado 6 de octubre, para escuchar al Ministerio del Interior, al Ministerio de Salud y SENDA sobre las indicaciones que el Ejecutivo enviaría a la Cámara luego de que el pleno de esta aprobara la idea de legislar para modificar la ley 20.000 de drogas en cuanto a despenalizar el porte, la tenencia y el cultivo del cannabis en pequeñas cantidades para el uso personal sea con fines médicos o recreativos. 

El Ministerio del Interior reconoció que aún no tenía preparadas las indicaciones para presentar a la Cámara, pero que los propósitos de aquellas serían: 1) descriminalizar a los usuarios de drogas, 2) perseguir el narcotráfico, y 3) asegurar el acceso a la cannabis con fines terapéuticos.

Según el representante de Interior, señor Nicolás Muñoz,  los contenidos del proyecto de la Cámara de Diputados que modifica la ley de drogas se debía a una comprensión demasiado exagerada de las propuestas programáticas hechas durante la campaña electoral. SENDA nada dijo ya que su Director no se hizo presente, justificando su ausencia por razones de agenda vía un asesor.

El Subsecretario de Salud, señor Jaime Burrows, reiteró los criterios propuestos por Interior e informó que por la vía reglamentaria se procedería a cambiar la cannabis y sus derivados de la lista uno a la lista cuatro haciendo las modificaciones necesarias en los decretos 404 y 405 de 1982 para permitir su uso médico mediante receta médica retenida.

El señor Muñoz en cuanto al decreto 869 del 2007 de Interior, para cambiar la cannabis de la lista uno a la dos,  solo precisó  que la cannabis natural pasaría a la lista dos y la marihuana procesada permanecería en la lista uno para sancionar drásticamente su provisión.

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas. 

Thumbnail by Almogaver (Flickr CC)