El proyecto que busca regular la producción y consumo de marihuana, elaborado entre otros por la diputada María Rachid, obtuvo estado parlamentario mediante la firma de la diputada nacional por Corrientes Araceli Ferreyra, del Frente para la Victoria. Ayer, unas 3 mil personas pidieron por la descriminalización de la actividad que creció en los últimos años. Son hombres y mujeres de la ciudad y la provincia de Buenos Aires que consumen marihuana y ya no quieren comprarla en el mercado ilegal. 

Ayer marcharon por cuarto diciembre consecutivo para exigir que se deje de penalizar la actividad. Entienden que es la forma que tienen más a mano para combatir el narcotráfico y que es necesario que se investiguen las propiedades medicinales de una planta que en Argentina está prohibida por la Ley 23.737. Muchos de ellos, incluso, cuentan en su haber con causas abiertas, detenciones tortuosas y algunas absoluciones.
La convocatoria la hicieron la Agrupación Agricultores Canábicos Argentinos (AACA) y la Mesa Nacional por la Igualdad (MNXI). La diputada nacional María Rachid dijo a Tiempo Argentino que "no se puede luchar contra las adicciones a partir de mentiras e hipocresías y mucho menos vulnerando Derechos Humanos e individuales. Hoy en día, los jóvenes son criminalizados por consumir y cultivar marihuana y eso se tiene que terminar en Argentina. Producto de esta criminalización hay jóvenes muertos como Miguel Ángel Durrels en Pilar. Este gobierno que es el que pone los intereses de los ciudadanos por encima del de las corporaciones y por supuesto del narcotráfico es el gobierno que puede avanzar en un tema tan delicado como este". El proyecto prevé la legalización seguida de una regulación complementaria.
 

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.