Varios diputados salvadoreños solicitaron debatir si la despenalización del consumo o la legalización del comercio de las drogas son opciones que el Estado salvadoreño debería considerar, debido a que el modelo vigente del combate al narcotráfico no garantiza que se esté haciendo con eficacia. Además, temen que El Salvador pueda estar amenazado por la lucha cruenta que viven países vecinos como México.

Desde esta región que sirve de puente para el 80 % o 90 % de la cocaína que viaja del sur hacia Estados Unidos, ya hay legisladores que describen la discusión sobre la despenalización o la legalización de estupefacientes como un acto de sentido común, y eso pese a que la gran mayoría de países que ya van adelante en el tema solo han tocado la marihuana y no la cocaína. Estos diputados pertencen a las bancadas de Arena, FMLN y de la fracción de disidentes areneros, y si algo tienen en común es que no pregonan el sí por el sí. Exhortan a una discusión nacional, a que no se agote el tema sin antes haberlo visto en profundidad, una especie de “veamos, pensemos”.

Lea aquí el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.