Un encuentro sin precedentes se llevó a cabo en la Academia de la Policía Civil Sylvio Terra (ACADEPOL), en Río de Janeiro. Más de 100 personas, entre ellos oficiales de policía, académicos y representantes del sistema judicial se reunieron para discutir la legislación que regula la política de drogas en Brasil durante el seminario “Política de drogas y salud: la Policía Civil en el foco del debate”

El evento se dividió en dos paneles: en la parte de la mañana, se discutieron las prácticas de la policía civil con respecto a la legislación vigente, y durante la tarde, se debatió como una nueva política de drogas podría afectar las acciones policíacas del día a día.

La jueza retirada y portavoz de la LEAP Brasil (acrónimo de Law Enforcement Against Prohibition), Maria Lúcia Karam, citó la Biblia para apoyar sus argumentos en favor de la legalización de las drogas actualmente ilegales. Para la magistrada, la sociedad tiene dificultades entendiendo que el alcohol y el tabaco, a pesar de ser legales, también son tóxicos y causan riesgos para la salud.

Concordando con la jueza, el delegado y miembro de la LEAP, Orlando Zaccone, propuso un debate criminológico sobre la definición de usuario y traficante. Según él, estos conceptos no se encuentran en el Código Penal, sino que están relacionados a la construcción social que se realiza con respecto de cada individuo. “El artículo 281 en vigor antes del 1976, nunca hizo ninguna distinción entre quienes usan y quienes venden drogas ilícitas. Cuando, en la Ley 6368/76, la teoría de la diferenciación comenzó a ser discutida, entraron en vigor los estereotipos de ambos grupos,” explicó.

Haga click aquí para leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.