El canciller David Choquehuanca afirmó estar “optimista” en que Bolivia retornará a la Convención de Viena pero con la reserva en el masticado (akulliku) de la coca, por lo mismo pidió a la comunidad internacional apoyar al país en corregir esta “injusticia” de calificar a la hoja como estupefaciente.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Suecia son los tres países miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que objetaron el pedido de Bolivia de retornar a la Convención 1961 con la reserva. Para que Bolivia siga fuera de la Convención de 1961, al menos dos tercios de los países miembros (62), deben oponerse, presentando una carta escrita ante la Secretará General de la ONU.

Choquehuanca dijo que hasta el 11 de enero se conocerán los resultados oficiales.

Canciller David Choquehuanca junto al nuevo embajador de Bolivia ante la Unesco - Apg Agencia

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.