Por la Defensoría del Público

La normativa argentina entiende a las personas en situación de consumo problemático como sujetos de derechos y define un abordaje centrado en la persona y su singularidad (Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657, Plan Integral Para el Abordaje de los Consumos Problemáticos Ley N°26.934, Ley Nacional de Lucha contra el Alcoholismo N°24.788).

La Defensoría del Público sugiere considerar este enfoque en las coberturas mediáticas de la temática, además de evitar toda discriminación y menoscabo a la dignidad humana (Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual N° 26.522).

Estas Recomendaciones son una herramienta para coberturas con enfoque de derechos sobre los consumos problemáticos, aquellos que “pueden manifestarse, como adicciones o abusos de alcohol, tabaco, drogas psicotrópicas legales o ilegales” (Ley 26.934 art. 2). Se trata de un problema social que demanda acción del Estado y responsabilidad para quienes comunican sobre él.

Por lo expuesto, la Defensoría del Público recomienda:

  1. Comunicar desde una perspectiva de derechos humanos y enmarcar los consumos problemáticos como una cuestión de salud pública.
  2. Difundir información socialmente relevante sobre los consumos problemáticos e incorporar el tema a la agenda informativa.
  3. Proteger los derechos personalísimos de las personas en situación de consumo problemático.
  4. Poner en contexto los hechos que se comunican en medios audiovisuales.
  5. Utilizar fuentes de información diversas y plurales.
  6. Visibilizar todos los consumos problemáticos, tanto de drogas ilegales o ilegalizadas como legales, sin establecer jerarquías.
  7. Evitar el tratamiento de casos particulares como información de impacto.
  8. Considerar la perspectiva de género en las coberturas y evitar reproducir estigmatizaciones.
  9. Proteger y garantizar en las coberturas los derechos de niñas/os y adolescentes.
  10. Respetar estas recomendaciones en todo el proceso de construcción de la noticia.