El presente documento es una recopilación de buenas prácticas para el uso de la ayahuasca en contextos no amazónicos y abarca áreas de responsabilidad individual, colectiva y legal.

La ayahuasca es una decocción de diferentes plantas con una larga historia de uso en la Amazonía, donde hay registros muy antiguos de su uso por parte de los pueblos originarios. En las últimas décadas el uso de este preparado ha ido saliendo de su contexto original y expandiéndose a otras poblaciones, alcanzando en nuestros días a muchos países fuera de la Amazonia. Una de las consecuencias de esta expansión ha sido la aparición de nuevas formas de uso, que a su vez han traído tanto nuevos potenciales terapéuticos como nuevos riesgos.

Resulta evidente que aquellas personas y comunidades nativas del Amazonas con una larga historia de uso de la ayahuasca no necesitan una guía como esta, la ayahuasca forma parte de sus propios sistemas culturales y espirituales, que incluyen formas seguras de trabajar con ella, y métodos para su integración en la vida cotidiana en comunidad. Por el contrario, este documento está orientado a personas que organizan o participan en sesiones de ayahuasca que se encuentran fuera del contexto amazónico. El objetivo de esta guía es presentar una serie de estándares mínimos de seguridad que apoyen las sesiones de ayahuasca en estos contextos, e informar a las y los participantes de dichas sesiones, para que puedan apreciar con mejor criterio la seguridad y responsabilidad de las sesiones en las que van a participar y así elegir de manera informada.