Analistas, periodistas, leales militantes al gobierno, opositores políticos y la población en general se cuestionan, averiguan o curiosean, sobre cuales las causas del desarrollo y la estabilidad económica de los departamentos del área troncal de Bolivia, especialmente del departamento de Santa Cruz. 

Se ha dado persistentemente difusión por prensa sensacionalista o análisis de "expertos", endilgar el progreso boliviano a factores del primer cuadro, sin observar los efectos e impacto negativo sobre el ciudadano boliviano a raíz de estas aseveraciones, por esta razón y para desvirtuar esta corriente o estrategia externa de atribuir el progreso de Bolivia exclusivamente a actividades ligadas al narcotráfico, con indicadores basados en actos delictivos, en ajustes de cuentas, en la movilización de sustancias controladas, y/o en movimientos económicos atribuibles al lavado de activos y dinero, es que fundamentamos este despacho.

Consecuencia mediata de estas interpretaciones y reportes incisivos sobre Bolivia y su economía, es que cualquier ciudadano, ya sea común, de base o empresario, no tiene derecho a emprender actividad económica o empresarial, sin ser estigmatizado como beneficiario o vinculado del o al narcotráfico. ¿Cuáles son realmente los factores que inducen a que esta ciudad progrese notoriamente?

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.