La imposición de penas por delitos de drogas en Inglaterra y Gales se ha sometido  recientemente a una amplia revisión y consulta pública. El objetivo de este informe es examinar y evaluar este mecanismo para llevar adelante una reforma jurídica sin necesidad de una reforma legislativa, así como analizar el debate específico en torno a la imposición de penas por delitos de drogas en que ha desembocado.

Conclusiones y recomendaciones

  • Mediante el Grupo Consultivo sobre Imposición de Penas hemos aprendido que la disuasión como base para la imposición de penas en casos de drogas carece, de hecho, de base empírica y es ineficaz.
  • En el Reino Unido, los niveles actuales de imposición de penas en casos de correos humanos de drogas son desproporcionados en comparación con su culpabilidad y con el daño asociado al delito.
  • La recomendación del SAP ha intentado hallar un sutil equilibrio entre la coherencia, la transparencia y la separación de poderes necesarias en un Estado de derecho, cuya previsibilidad permite mejorar la asignación de recursos, y el compromiso general con la justicia en cada caso individual.