La Asamblea General es el órgano supremo de la Organización de los Estados Americanos.  Tiene como atribuciones principales, además de las otras que le señala la Carta, las siguientes: 

  • Decide la acción y la política generales de la Organización, determina la estructura y funciones de sus órganos y considera cualquier asunto relativo a la convivencia de los Estados americanos;
  • Dicta disposiciones para la coordinación de las actividades de los órganos, organismos y entidades de la Organización entre sí, y de estas actividades con las de las otras instituciones del sistema interamericano;
  • Fortalece y armoniza la cooperación con las Naciones Unidas y sus organismos especializados;
  • Propicia la colaboración, especialmente en los campos económico, social y cultural, con otras organizaciones internacionales que persigan propósitos análogos a los de la Organización de los Estados Americanos;
  • Aprueba el programa-presupuesto de la Organización y fija las cuotas de los Estados Miembros;
  • Considera los informes de la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores y las observaciones y recomendaciones que, con respecto a los informes que deben presentar los demás órganos y entidades, le eleve el Consejo Permanente, de conformidad con lo establecido en el párrafo f) del artículo 91, así como los informes de cualquier órgano que la propia Asamblea General requiera;
  • Adopta las normas generales que deben regir el funcionamiento de la Secretaría General, y
  • Aprueba su reglamento y, por dos tercios de los votos, su temario.

La Asamblea General ejerce sus atribuciones de acuerdo con lo dispuesto en la Carta y en otros tratados interamericanos.

Para registrar, visite la web de la conferencia

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.