By eldiario.es

14.000 millones de dólares. Era la cifra que el Fondo Mundial contra el sida, la malaria y la tuberculosis había fijado como objetivo para la Conferencia de Donantes que se celebrada este jueves en Lyon, para volver a movilizar recursos contra estas tres mortales enfermedades. El llamamiento era claro: la escasez de financiación es una de las amenazas que pueden frenar el avance contra estas pandemias que, en 2017, mataron a más de dos millones de personas. 

Lo lograron. Tras el encuentro, los responsables del fondo han informado de que los donantes se han comprometido a aportar 14.020 millones de dólares (12.726 millones de euros) en los próximos tres años, "la mayor cantidad recaudada" por el mecanismo que canaliza las donaciones para financiar proyectos contra el sida, la malaria y la tuberculosis. En él que participan Gobiernos de todo el mundo, pero también organizaciones de la sociedad civil y sector privado. 

Al final de la conferencia, la sexta de este tipo, el monto total prometido era de 13.920 millones de dólares. No obstante, aún quedaban otros 80 millones por recaudar. El Fondo Mundial explica que varios de los participantes en el encuentro -el anfitrión Emmanuel Macron, el fundador de Microsoft Bill Gates y el cantante Bono- se han comprometido a recaudar otros 100 millones en las próximas semanas.

Con la financiación comprometida por los donantes, el fondo espera salvar 16 millones de vidas y prevenir 234 millones de infecciones. "Este año, les prometimos a los niños de siete años del mundo que terminaríamos con el sida, la tuberculosis y la malaria para 2030 -cuando se conviertan en adultos-, para que no tengan que hacerlo ellos. La notable demostración de solidaridad global de hoy muestra que el mundo está comprometido a cumplir esa promesa, trabajando más fuerte, más rápido y juntos", ha dicho Peter Sands, director ejecutivo del Fondo Mundial.