Los delegados se mostraron de acuerdo en cuanto a la necesidad de intensificar los esfuerzos desplegados para ayudar a los Estados Miembros a combatir el problema mundial de las drogas. Pidieron a la Secretaría de la OMS que refuerce su colaboración con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito y la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes en la aplicación de las recomendaciones relativas a la salud que figuran en el documento final del periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidos sobre el problema mundial de las drogas.

La última decisión adoptada por la Asamblea de la Salud sobre este tema data de hace 26 años. Se pide a la Secretaría que informe en 2018, 2020 y 2022 sobre los progresos realizados.

Según las estimaciones más recientes de la OMS, se pueden atribuir al consumo de drogas psicoactivas más de 450 000 muertes al año. La carga de morbilidad atribuible a las drogas corresponde al 1,5% de la carga de morbilidad mundial. Además, se calcula que el consumo de drogas inyectables provoca un 30% de las nuevas infecciones por VIH fuera del África subsahariana y contribuye enormemente a las epidemias de hepatitis B y hepatitis C en todas las regiones.

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.