(Buenos Aires, 7 de mayo de 2015) Hoy es un día muy significativo a nivel mundial para aquellos que venimos trabajando por políticas de drogas basadas en evidencia científica, centradas en el respeto a los derechos humanos y que contemplen un enfoque socio-sanitario. No sólo por el carácter simbólico que implica la conmemoración del Día Internacional de la reducción de daños; sino porque en el camino de preparación para la Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU sobre Drogas (UNGASS) prevista para abril de 2016, se está llevando a cabo en New York el “Debate Temático de Alto Nivel sobre el Problema Mundial de Drogas” de las Naciones Unidas, donde Intercambios AC se encuentra presente a través de su responsable de Incidencia Política Pablo Cymerman. Es un importante grupo de países latinoamericanos los que vienen impulsando en estos espacios en vistas a UNGASS 2016 la necesidad de un cambio de paradigma para afrontar el problema de las drogas, entre los cuales se destacan Colombia, México, Uruguay, Guatemala, Estados Unidos, Ecuador y Argentina.

Día Internacional de la reducción de daños

La conmemoración de este día es un llamado a tomar conciencia y difundir la importancia de que los países desarrollen políticas públicas en materia de drogas con un enfoque de reducción de daños. Se trata de una estrategia de abordaje de los daños potenciales relacionados con el uso de drogas. Tiene como primer objetivo disminuir los efectos negativos producto del uso de drogas, y a partir de allí, construir conjuntamente con el sujeto que demanda objetivos de mayor complejidad, con el fin de mejorar la calidad de vida de los usuarios de drogas.

“Debate Temático de Alto Nivel sobre el Problema Mundial de Drogas”

La UNGASS 2016 abre la histórica posibilidad de modificar las actuales convenciones sobre drogas que sostienen un enfoque punitivo y prohibicionista. Por ello, tanto los países que están llevando adelante políticas de regulación del mercado de drogas como Uruguay y muchos estados de los Estados Unidos; como aquellos que han descriminalizado la posesión o lo están estudiando; sumado a los actores de la sociedad civil, están ejerciendo presión para llegar a un debate franco y abierto en UNGASS que permita  transformar el actual paradigma. En este sentido, Intercambios AC ha firmado una carta junto a una amplia coalición de más de 100 organizaciones para que la ONU respete a los países que se alejan de la prohibición. La carta pide la revisión de los tratados, y señala que mientras tanto “en caso de conflicto irreconciliable, los principios de derechos humanos, que se encuentran en el núcleo de la Carta de las Naciones Unidas, deberían tener prioridad sobre las disposiciones de las convenciones sobre drogas”. La declaración plantea que cuestiones de derechos humanos podrían requerir el cambio hacia sistemas de control de drogas que no se basan en la prohibición. Algunas voces en esta importante reunión se han manifestado en este sentido, como la del titular de SEDRONAR Juan Carlos Molina quien ha expresado que “las convenciones no son la Biblia, son sólo eso, convenciones, acuerdos, que deben evolucionar como evolucionan los pueblos y las políticas”.

57° Periodo Ordinario de Sesiones de la CICAD

Intercambios AC estuvo presente además en otro de los importantes espacios de debate camino a UNGASS 2016, como es la Comisión Interamericana para el Control de Abuso de Drogas (CICAD) donde participan expertos y representantes de los Estados Miembros y Observadores de la OEA, que concluyó el pasado 1 de mayo. En este marco, se realizó la reunión entre funcionarios y sociedad civil donde Intercambios reiteró la necesidad de que las personas que usan drogas se encuentren fuera del accionar del sistema penal y recordó que en septiembre del año pasado, hemos sido testigos de un hito: una Sesión Extraordinaria sobre drogas de la Asamblea General de la OEA, en la cual se llamó a “mejorar las políticas de drogas”, a abordar el problema desde una perspectiva transversal de derechos humanos” y se llamó la atención sobre la importancia de que los Estados Miembros compartan sus experiencias y nuevos enfoques. Esto nos habla de un claro aire de cambio de la región, que esperamos se traduzca en un amplio consenso que pueda llevar a UNGASS 2016 la voz de Latinoamérica como la voz del cambio.

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.