International Doctors for Healthier Drug Policies (IDHDP) está profundamente preocupado por la clasificación de la ketamina. Esto causaría un gran daño, restringiendo su disponibilidad, especialmente en los países en desarrollo.

La ketamina es un anestésico extremadamente útil, especialmente en entornos donde las instalaciones medicas mas básicas no existen, como sucede en gran parte de los países en desarrollo. Ignorando esto, China ha propuesto la clasificación de la ketamina bajo los tratados de drogas de la ONU, lo que restringiría su disponibilidad. A pesar de los consejos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) contra esta clasificación, los países reunidos en el encuentro de la Comisión de Estupefacientes (CND) en Viena (9 - 17 de marzo) decidirán si clasificar o no la ketamina.

La escasez o falta de disponibilidad de ketamina puede generar una crisis global en la cirugía básica. Como lo indicó la delegación Suiza en Viena el lunes pasado “millones de intervenciones quirúrgicas son hechas con ketamina cada año. Defectos de nacimiento, obstruccion del hígado, cáncer, patologías abdominales agudas, quemaduras, heridas industriales y accidentes de tráfico se encuentran entre algunas de las emergencias en las que se utiliza la ketamina¨

La ketamina es el único anestésico que puede ser utilizado en regiones donde a menudo se interrumpe el suministro eléctrico. Cuando esto sucede, el oxígeno y el equipo de ventilación no funcionan. La ketamina se administra de forma intravenosa o intramuscular en lugares donde no hay intalaciones disponibles o en casos de emergencia si los pacientes no están preparados para la anestesia con inhalantes. La ketamina proporciona una buena analgesia y puede ser utilizada como sedante para procedimientos físicamente dolorosos en departamentos de emergencia y en cirugía de emergencia de campo (como zonas de guerra).

Médicos de alrededor del mundo indican que la ketamina es un anestésico muy seguro. Dr Chris Kinchin (England) apunta que utilizaba ketamina regularmente mientras trabajaba como anestesista en el Reino Unido durante 1970. Siempre consideró que era muy efectiva, ya que no compromete las vías respiratorias del mismo modo que los anestésicos convencionales. “La restricción de este uso significaría que formas más peligrosas de anestesia podrían ser utilizadas en países en desarrollo.”

El Dr. Dinesh Ch Goswami, Secretario de cum CEO, la Sociedad sobre el Dolor y los Cuidados Paliativos (India), nos recuerda que la ketamina se utiliza en el Noroeste de la India con fines anestésicos, y también para el control del daño neuropático. Urge a los estados miembros a no clasificar la ketamina.

La ketamina es también un medicamento clave para tratar a pacientes con una historia o riesgo de dependencia de opioides. El Dr. Alex Wodak AM, Consultor Emérito del Servicio de Alcohol y Drogas, del Hospital St. Vicent en Australia, indica que utilizar la ketamina (como coanalgésico) en casos de cirugía, que involucran, por ejemplo,  fracturas múltiples, o en condiciones dolorosas como osteomielitis,  permitió a los doctores australianos mejorar el tratamiento del dolor con dosis de opioides más bajas. Esto reduce el riesgo de eventos secundarios de la analgesia, incluyendo la somnolencia, los resfriados y la dependencia. Esto fue útil en todos los pacientes pero especialmente en los pacientes con una larga historia de inyección de heroína (u otros opioides) y dependencia severa. Lo mismo sucede con los pacientes con artritis séptica como resultado de las complicaciones de inyección.

La ketamina es también el principal recurso para la anestesia con usos veterianos y conservación de la vida salvaje. Los veterinarios la aplican como los médicos humanos, y también para inmobilizar a animales peligrosos com, por ejemplo, los perros rabiosos. De la misma manera se utiliza para la conservación de la vida salvaje.

Varias áreas rurales del mundo desarrollado ya han sufrido de la restricción de morfina, llevando a millones de personas a morir en agonía a causa de enfermedades crónicas.

Como Willem Scholten, PharmD MPA, y miembro da la Junta del IDHDP indica “Clasificar la ketamina los dejaría sin un analgésico alternativo para cirugía esencial, y ahondaría en la ya aguda crisis de la cirugía global.”

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.