El Parlamento Europeo ha reclamado poner coto a las conocidas como "drogas legales", sustancias que aparecen y se extienden rapidamente en el mercado pero cuyo proceso de retirada en la UE es farragoso.

El texto, con el que los eurodiputados buscan proteger la salud de los jóvenes, propone agilizar la salida del mercado de esas sustancias y reforzar las sanciones a los que trafiquen con ellas, con penas de hasta diez años en el caso de las más peligrosas.

El tiempo para evaluar y prohibir las sustancias dañinas se reduciría de dos años a 10 meses y en casos de riesgo inmediato incluso en cuestion de semanas. Con esa prohibición urgente se evitaría que una sustancia determinada estuviera disponible para su uso recreativo mientras la Agencia de Drogas de la UE realiza una evaluación completa de los riesgos.

La Comisión Europea (CE) por su parte aplaudió la decisión de la Eurocamara de respaldar su propuesta de poner coto más rapidamente a las nuevas sustancias psicoactivas alternativas a drogas ilegales, a través de medidas que "protegerán a más de dos millones de ciudadanos europeos".

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.