En una decisión sin precedentes en Puerto Rico, el Senado despenalizó el miércoles la posesión de marihuana para consumo personal.

El proyecto de ley establece sanciones civiles en vez de penales para quienes tengan en su posesión menos de 14 gramos de marihuana -media onza-, que antes eran castigados con hasta tres años de cárcel y multas de hasta US$5.000.

La votación se llevó a cabo a viva voz y, de ser aprobada por la Cámara baja y firmada por el Gobernador, la medida podría estar vigente a principios de 2014.

El autor de la iniciativa es el senador Miguel Pereira que en su proyecto de ley original proponía que la sanción civil se aplicara a la posesión de menos de 28 gramos, equivalente a una onza.

Lea aquí el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.