Por Joeal Calupitan Y David Rising / AP

MANILA, Filipinas (AP) — El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, “morirá antes” de enfrentar a un tribunal internacional, según dijo el jueves su vocero, al día siguiente de que la Corte Penal Internacional anunciara que investigará las acusaciones de crímenes contra la humanidad durante su violenta guerra contra la droga.

El vocero de Duterte, Harry Roque, dijo que la noticia sobre la pesquisa no había perturbado al presidente cuando fue informado el miércoles por la noche.

“El presidente no tuvo ninguna reacción, porque desde el principio ha dicho que morirá antes de enfrentar a ningún tribunal internacional”, dijo Roque a la prensa.

“Si hay cualquier denuncia, deben presentarla aquí en Filipinas”, añadió.

La corte dijo el miércoles que había autorizado una investigación solicitada por la exfiscal Fatou Bensouda sobre la campaña antidroga de Duterte, y señaló que “no puede verse como una operación legítima de las fuerzas de seguridad”.

Más de 6.000 sospechosos de delitos de drogas, la mayoría pobres, han muerto durante la campaña, según el gobierno. Grupos de derechos humanos dicen que la cifra de muertos es considerablemente más alta y debería incluir muchos asesinatos sin resolver cometidos por hombres armados en motocicletas, y que podrían ser responsabilidad de la policía.