Por Equipo El Periódico

La Unión Europea (UE) donó el lunes al Estado boliviano 27 millones de euros para reforzar la lucha contra el narcotráfico y garantizar el desarrollo integral del agua y saneamiento básico, en el marco del programa 2017-2020 de ese organismo regional.

Ese desembolso fue presentado por el representante de la UE en Bolivia, León de La Torre, en un acto que se realizó en Palacio de Gobierno y que contó con la presencia de la presidenta Jeanine Áñez.

«En esta oportunidad vinimos a dar testimonio de nuestro apoyo al desarrollo de Bolivia a través de un desembolso directo al Tesoro General de la Nación de 27 millones de euros de cooperación no reembolsable», precisó el representante europeo.

De la Torre detalló que de esos 27 millones de euros 10 millones serán destinados a la lucha contra el narcotráfico y los restantes 17 millones al desarrollo integral del agua y saneamiento básico.

Con esa donación, la UE busca actualizar la estrategia antidroga, mejorar los sistemas de prevención, tratamiento, información, investigación y control de la producción y comercialización de coca, modernizar los sistemas de manejo de bienes incautados y fortalecer las herramientas de control social, desarrollo integral y concertación en las zonas de producción de hoja de coca

Además, se proyecta incrementar la cobertura de saneamiento básico en las zonas menos atendidas, impulsar el rol de la mujer en la gestión del agua, mejorar la gestión de proyectos de agua, saneamiento y recursos naturales y fortalecer el sistema de alerta temprana y monitoreo ambiental en áreas protegidas, como también prevenir desastres naturales, control de deforestación e incendios forestales

«Esto es lo que hoy estamos presentado, pero en los siguientes meses llegarán nuevos desembolsos, que contemplarán 19 millones de euros, también para la gestión integral de agua y seguridad alimentaria y otros 50 millones adicionales para la lucha contra el narcotráfico», adelantó.

Ratificó el compromiso de cooperación de la UE a Bolivia y anunció que para el primer semestre de este año se negociará un nuevo ciclo de apoyo técnico y financiero.

«Bolivia es uno de los socios más importantes de Europa en la región, este evento es un mensaje de ratificación de ese compromiso que tenemos», manifestó.

Por su parte, la presidenta Áñez agradeció la cooperación de la UE al Gobierno e indicó que su gestión apunta a «formular una nueva e integral estrategia nacional antidroga, que incluirá un enfoque científico, social económico y legal de todas las dimensiones sobre las cuales hay que construir una sociedad libre de drogas».