Al menos 500 reclusos procesados por delito de narcotráfico se beneficiaron con la Ley de Indulto, que fue ampliada por un año más por un decreto emitido por el presidente Evo Morales. Los internos salieron del penal a fines de diciembre luego de someterse a trámites, previo a requisitos que exigía la norma. El presidente del Tribunal de Justicia de Santa Cruz, Mirael Salguero, aseguró que los reclusos salieron libres tras fallos emitidos por los jueces de ejecución de sentencia.

Según la norma, se favorecieron aquellos reclusos procesados por transporte de cocaína con penas mínimas de ocho años. También los de tráfico con penas desde los 10 años. La primera Ley de Indulto de 2013, que solo alcanzaba a las personas con condenas mínimas de 8 años de cárcel y que feneció en noviembre de 2014, benefició a unos 300 reos de la cárcel de Palmasola, según los registros del Tribunal de Justicia y de la Dirección Departamental de Penitenciaría.

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.