La revista semanal The Economist se hace eco de los últimos datos relacionados con la venta de drogas ilegales en Internet producido por Digital citizens alliance desde el cierre de la Silk Road. Lejos de haber contribuido a un descenso en el mercado de drogas ilícitas en el Internet, el cierre parece más bien haber despertado vocaciones. De hecho, la sucesión parece estar asegurada, tal y como lo demuestra el aumento de los anuncios y ofertas de productos para los nuevos gigantes del mercado. Tan solo Silk Road 2.0, Ágora y Evolución acumulan más de 36.000 anuncios. Sin embargo, la tendencia es ahora la fragmentación y descentralización de plataformas de venta de drogas para escapar dasí e las autoridades controlan el mercado negro en la web. En fin, tras el cierre de Silk Road y y el escándalo de los bitcoins , el "respeto al cliente" parece ser la prioridad de los nuevos tiempos.

Lea aquí el artículo completo. 

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.