Por Giselle Amador, Directora de la Asociación Costarricense para el Estudio e Intervención en Drogas (ACEID)

En las últimas décadas, la Guerra contra las Drogas se desarrolló principalmente en Colombia y luego se extendió hacia México. Los resultados de esta estrategia represiva no han sido buenos, a pesar de los gastos económicos y en vidas humanas que se han producido, por lo que se puede considerar que es una guerra fallida.

Desde hace unos años, el conflicto se trasladó a Centroamérica que se ve lanzada a la primera línea del comercio de drogas y es víctima de las grandes organizaciones criminales y la violencia asociada a este negocio ilegal.

Fuentes estadounidenses informaron en el 2012 que aproximadamente el 80 por ciento de la cocaína con destino a Estados Unidos pasaba a través del istmo. El reporte “Estrategia Internacional de Control de Narcóticos del 2014” (INCSR, por sus siglas en inglés) del Departamento de Estado estima que aproximadamente el 86 por ciento de la cocaína traficada a Estados Unidos, en el primer semestre de 2013, se movió primero a través del corredor entre México y Centroamérica, superando las cifras del año anterior.

Las autoridades guatemaltecas reportaron un total de incautaciones de drogas, durante los primeros nueve meses de 2013, que correspondían a un aumento del 330 por ciento en comparación a 2012. El Salvador incautó 664 kilos de cocaína durante los primeros 10 meses de 2013, el doble de lo incautado en el mismo período de 2012. Costa Rica incautó 19,67 toneladas de cocaína en 2013, un aumento de las 14,73 toneladas incautadas en 2012. Panamá también experimentó un incremento del 20,6 por ciento en las incautaciones de cocaína, de 34 toneladas en 2012, a 41 toneladas en 2013.

El impacto de este cambio de ruta produce un aumento exponencial de la violencia. La tasa de homicidios en Guatemala se duplicó en la última década. El Gobierno estima que alrededor de dos quintas partes de los asesinatos están vinculados al negocio de las drogas. Aun en Panamá, mucho más rico que varios países centroamericanos, casi se ha duplicado la tasa de homicidios en los últimos tres años.

Leer el artículo completo.

Suscríbase a las Alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.