La “guerra contra las drogas” se libra en todo el mundo desde hace 50 años, sin lograr evitar la tendencia de largo plazo al incremento del suministro y consumo de drogas. Además de este fracaso, la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Delito (UNODC) ha identificado muchas graves “consecuencias negativas no intencionales” de la guerra contra las drogas – incluyendo difundidos abusos contra los derechos humanos.

Tales costos en términos de derechos humanos no son resultado del consumo de drogas en si, sino de elegir un enfoque punitivo basado en la aplicación de una ley que, por su naturaleza, criminaliza a muchas y muchos usuarios de drogas, quienes a menudo son los elementos más vulnerables de la sociedad, el control del tráfico de drogas en manos de criminales organizados.

Este informe resume dichos costos en términos de derechos humanos. Naturalmente, hay una yuxtaposición con otras áreas del proyecto Calcula los Costos, incluyendo: seguridad y desarrollo, discriminación y estigma, salud pública, delincuencia, medio ambiente, y economía. Para recibir informes y acceder a una colección de recursos más amplia sobre estos costos, consultar: www.countthecosts.org

Suscríbase a las alertas mensuales del IDPC para recibir información sobre cuestiones relacionadas con políticas sobre drogas.